Consejos express para manos bonitas

Consejos express para manos bonitas

Consejos express manos bonitas
Con el calor es hora de lucirse: los pantalones, faldas y mangas se acortan dejando la piel respirar. Esto no quiere decir que tenga que llegar el exceso de mini prendas, pero si que le demos un repaso a esas partes del cuerpo que van a quedar expuestas. Hoy nos vamos a detener en las grandes trabajadoras del cuerpo: las manos. No se trata de que no las cuidemos en todo el año, pero puede que la operación bikini nos haya apartado de una de las partes más sufridas de nuestro cuerpo.

Las manos dicen mucho de una persona y en primavera y verano se ven más que nunca ya que el conjunto global de nuestro look es más ‘desnudo’. Que duda cabe que, además, el nuevo colorido y alegría de las estaciones cálidas nos llevan a pintar las uñas y sacar nuestros más bonitos anillos y pulseras: ahí es cuando de repente nos damos cuenta de lo poco que hemos cuidado en invierno nuestras manos, las que además tienen mucho que aguantar durante la época estival. Por eso hoy os vamos a enseñar algunos tratamientos express que podéis llevar a cabo nosotras mismas para que recuperemos esa belleza ‘manual’.

Lo primera y antes todo, debemos empezar a usar crema de manos. Una o dos veces al día como mínimo. Comprar una versión mini para llevar en el bolso, para que no se nos olvide nunca. Y si tenemos la piel muy seca, es imprescindible que una de esas aplicaciones sea antes de dormir.

La hidratación es fundamental para que la piel esté sana y fuerte y resista las agresiones externas y se recupere antes de las heridas, arañazos y quemaduras. Por eso, para afianzar el efecto de las cremas o geles hidratantes y cuidar las manos:

Lavemos a menudo las manos y antes de extender la crema.

Retiremos con cuidado las cutículas tras la ducha o un baño templado de manos. Esto impedirá que los padrastros y excesos de cutículas afeen y debiliten piel e, incluso, que nos duelan los dedos. Si sois poco hábiles en estas labores, hoy en días las manicuras en un salón de belleza pueden salir muy económicas (y así veis como hacerlo en casa después)

– Si somos unas profesionales que trabajáis con las manos (y aquí incluimos hasta el uso continuado del ordenador) puede que tengamos la mala suerte de tener durezas y callos. En este caso debemos añadir a nuestros cuidados prehidratación la exfoliación. Si el asunto es grave podemos usar una lima de callos o la piedra pómez, pero,  si no, podemos usar un gel de manos con efecto exfoliante como los  deliciosos de Rituals, Miracle Scrub (con ginseng y ginkgo biloba ) y Silence (de Loto Blanco)

-Usemos cremas específicas de manos, ya que las manos necesitan más protección y nutrición que la piel de otras zonas. Entre las más aconsejables están la crema de manos de Neutrogena de toda la vida, la de eucerin (plus Intensive repair hand) o Douglas beauty System, con factor SPF 15. Llegado el verano y para las pieles sensibles o muy blancas la protección solar es clave.

-Para conseguir una hidratación intensa: coloquemos unos guantes de algodón tras la aplicación durante unos 10-15 minutos o hasta que la loción se absorba. Hay quien recomienda que la capa de crema sea un poco más generosa de lo habitual y dejar actuar toda la noche.

– Se puede hacer esto mismo pero desde un diseño científico o profesional cosméticos gracias a los guantes intensive hand gloves de Kiko Milano por 4.50 euros que llevan el producto impregnado. La versión de alta cosmética de Filorga  es Hand Filler, dos pares de guantes con loción reparación y antiedad para piel de manos y para las uñas para 15 tratamientos de media hora. Aunque el producto tiene muy buenas críticas, el precio es un poco elevado, 61 euros el pack.

Mascarillas para manos: preparemos una mezcla de limón y miel,(con mayor proporción de miel y limón ) y apliquemos durante 20-30 minutos. También los baños en leche caliente (sin pasarse) alivian manos estropeadas y aportan calcio.

– No os olvidéis de las uñas.

–  Nunca, nunca, nunca realicemos tareas de limpieza sin ponernos unos guantes de latex o goma y evitemos tanto en esto como en duchas usar aguas muy frías o muy calientes.

 

Si seguimos aunque sea algunos de estos consejos, en breve podremos lucir mejor nuestras manos y presumir tanto como de escote o de piernas. Recordemos que tener una figura perfecta o acabar con las arrugas o la celulitis es difícil, pero tener unas manos bonitas es posible.

 

Imagen| marin

Sin Comentarios

Deja tu comentario