Consejos low cost para una piel bonita

Consejos low cost para una piel bonita

cuidados gratis low cost piel bonita

Una piel sana es una piel bonita y a veces la manera de cuidarla es ser sensatos y seguir consejos muy sencillos, que no suponen que te compres una crema cara o añadas un producto a tu rutina de limpieza. A veces empezar por hacer bien lo más sencillo no ahorra mucho dinero y mejora mucho la calidad de nuestra belleza. De hecho los consejos que hoy os traemos se mueven en la franja de coste cero o low cost. ¿Quieres mejorar tu tez en un par de gestos?

-Para empezar añade una pieza de fruta al día en tus meriendas y no te olvides de beber agua. No hacer estas dos cosas hace que nuestra piel tienda a la sequedad y se vea apagada. Por muchas cremas hidratantes que te eches, si  no bebes agua no sirve de nada y si no comes bien la piel estará desnutrida y débil por falta de vitaminas. Además el líquido no sólo hidrata ayuda a depurarte y eliminar toxinas.

Para ayudar al tono, al efecto detox y a la luminosidad de tu faz, masajea suavemente el circulo y toquecitos cuando te eches tu crema facial. Haz ejercicio lo que reactiva la circulación y favorece los procesos de ‘expulsión’ del organismo de residuos y de nutrición de las células. También existe yoga facial que ayuda a fortalecer los músculos de la cara.

-La limpieza del rostro empieza por lo que le rodea. Es importante que te asegures de cambiar de cambiar a menudo la funda de la almohada, ya que mientras duermes la suciedad de la almohada entra en contacto con tu piel inevitablemente. También es bastante importante que laves el relleno de la misma, que acumula muchos ácaros. No hace falta decir que nunca hay que olvidarse de desmaquillarse por las noches, porque no sólo dejarás la piel sucia y taponada, impedirás su correcta renovación nocturna, sino que los resto quedarán en la susodicha ropa de cama y te esperará  para estropear tu piel a la noche siguiente.

-Asimismo, debes cuidar tu pelo, especialmente si lo tienes largo ya que tocará más la cara que el corto. La suciedad del pelo, pero sobre todo un exceso de productos de peinado o tintes, son químicos a ras de piel que la pueden alterar. No debes pasarte al aplicar estos productos y mucho menos usar los de mala calidad. Evidentemente cuanto más naturales sean mejor, pero igualmente el pelo en contacto con el rostro  transmitira las partículas de polvo que tenga. Se aconseja, no sólo por la piel, sino por la salud del propio cabello, que si eres de las que recurre siempre a espumas, lacas o geles de fijación, elijas un día a la semana para no echarte ninguno de ellos, darás un día de descanso a tu pelo.

No te toques mucho la cara. Parece una simpleza, pero no lo es, un truco fundamental para nuestra belleza y salud es no llevarlos las manos a la cara. Esta parte del cuerpo es la que usamos para todo, toca miles de cosas llenas de partículas, polvo e incluso entran en contacto con virus, bacterias y gérmenes invisibles, por lo que, para evitar resfriados también, se recomienda lavarse a menudo las manos.

-De la misma manera, lava una vez a la semana tus brochitas, pinceles y esponjas de maquillaje. Basta con que las limpies con un poquito de champú y agua tibia.

– Todo esto no quiere decir que prescinda de algún producto cosméticos, pero un par de básicos eficientes y geniales son  suficientes, como una crema hidratante, con efecto antiedad o regulador, según el caso y la edad de cada mujer, y agua micelar (y puede que una mascarilla de manera muy espaciada). Recurrir a una hidratante, sea del tipo que sea (gel, suero, fluido, crema normal, aceite natural, BB cream, CCcream) ayuda además a crear una barrera frente a la contaminación. Si además a una de estas le añades una cucharadita de azúcar o de restos del café, ya tienes exfoliante natural gratis que puedes usar cada 7-10 días, sin excederte masajeando y lavando con agua después.

– Olvídate de lavarte la cara con agua fría o agua muy caliente, templada o ‘del tiempo’, es la mejor opción: los baños gélidos o en ebullición deterioran las células de la piel enormemente.

Usa protector solar. Tanto si necesitas una hidratante como si usas una BB Cream o crees que no necesitas nada de esto (lo que es un error como ya hemos dicho) una consideración importante es para proteger tu piel de marcas, erosiones y de arrugas que no salgas de casa sin haberte puesto un protector solar, de entre un factor 30 y 50. El sol, aunque en tomas reducidas estimula la producción de vitamina E, tiene gracias a sus rayos UVB efectos dañinos. Esto no quiere decir que no puedas broncearte un poco, pero, en primer lugar siempre protegida y en baños cortos y progresivos, tanto en verano como en invierno.

 

Imagen| Stockimages

Sin Comentarios

Deja tu comentario