Consejos para aliviar las piernas cansadas

Consejos para aliviar las piernas cansadas

varices

Éste problema de salud, también conocido como síndrome de las piernas cansadas, está presente en hasta un 30% de la población adulta, y 5 veces más frecuente en las mujeres. Los primeros síntomas que notaremos serán dolor, pesadez, hinchazón, cansancio, calambres musculares, hormigueo, picor, agujetas, sensación de que tenemos la pierna dormida y por último la exposición de varices.
Las piernas cansadas son una enfermedad vascular, por culpa de la filtración de líquidos en los tejidos, estos se hinchan y provocan pesadez a la vez que dilatan las venas y puede estancarse la sangre provocando la aparición de varices.

Para poder evitar este mal te dejamos a continuación con unos consejos muy simples, para que te sientas mucho mejor y puedas lucir piernas sin varices:

  • Evita el estreñimiento, come fibra: La influencia directa de los problemas intestinales en el sistema circulatorio sanguíneo son los causantes de las piernas cansadas, comer alimentos ricos en fibra, o realizar una dieta de fibra nos ayudará a equilibrar el intestino.
  • Agua en abundancia: Si bebemos mucha agua, ésta se encargará de eliminar las toxinas y depurar nuestro organismo, ayudando así a la eliminación de estas.
  • La ropa cómoda: Una de las causas principales y que dificulta el riego sanguíneo y nos lleva a las piernas cansadas es el uso de prendas ajustadas o que nos resulten muy poco cómodas. Debemos vestir ropa que no nos apriete y también, el uso de tacones muy altos o zapatos con suela prácticamente plana, provocará éste malestar.
  • Ejercicio: Realizar un poco de gimnasia diaria nos ayuda a combatir las piernas cansadas, podemos andar, correr, nadar o ir en bicicleta para evitar este síntoma.
  • Subir las piernas: Cuando suframos por tener las piernas cansadas y queramos mejorar nuestro sistema circulatorio, podemos descansar las piernas en alto o dormir con los pies ligeramente levantados ya sea con un cojín o con una almohada debajo.
  • Hacerte masajes: Al llegar a casa de un duro día de trabajo o si estamos muy cansadas podemos hacernos un masaje en las piernas con cremas con aloe vera para que se recuperen, lo más recomendado es ir desde los pies y subir hasta los muslos realizando movimientos circulares.
  • Tomar duchas frías: Por mucho que nos guste ducharnos con agua caliente, ésta dilata los vasos y empeora la circulación. Si nos bañamos con agua fría, ésta contrae los vasos y evita el dolor y pesadez.
  • Rectificando nuestra postura: Si permanecemos mucho rato sentadas o con las piernas cruzadas y sentimos las piernas cansadas o adoloridas, debemos ponernos de puntillas y agacharnos unas cuantas veces, para que el flujo de sangre vuelva a su normalidad.

Sin Comentarios

Deja tu comentario