Dietas “milagro” y sus efectos a la salud femenina

Dietas “milagro” y sus efectos a la salud femenina

b50b330804d87390f85189510ea049a5

El sobrepeso y la obesidad, los principales enemigos de la sociedad actual, que no sólo atentan contra la estética, sino que traen diferentes problemáticas a la salud; la mujer saludable actual busca el balance entre una alimentación saludable y el ejercicio, ya que sabe que el aumento de peso se da cuando el organismo recibe más calorías de las que quema; sin embargo, la desinformación y la desesperación por bajar los kilos sobrantes puede hacerlas recurrir a las conocidas como “dietas milagro”.

Cuando acudimos a una clinica de obesidad nos explican que el proceso de adelgazamiento consiste en la pérdida del tejido adiposo, para lo que es necesario un balance entre la alimentación y la actividad física y que la restricción calórica debe ser utilizada cabalmente para no favorecer la desnutrición, ni incitar a la recuperación del peso perdido (efecto conocido como rebote), ni inducir a los trastornos alimenticios; para un adelgazamiento adecuado debemos conseguir la disminución del tejido graso, manteniendo la masa muscular.

bcaef5354d646cc74ea5e8ccbea8e431

 

¿Qué son las “dietas milagro”?

Debido a que la prevalencia de la obesidad va en aumento, cada vez es más común que surjan regímenes alimenticios que, más que promover una alimentación sana y balanceada, son restrictivas, se acompañan de “productos milagrosos” que instan al consumidor a buscar un camino fácil para bajar de peso, arriesgando su salud. Este tipo de dietas se promueven a través de libros, revistas no científicas, Internet, incluso los famosos divulgan aquellas dietas que –sin evidencia científica- les han ayudado a perder kilos y lucir cuerpos espectaculares, pero la realidad es que hay beneficios económicos detrás de estas promociones.

Las “dietas milagro” suelen ser restrictivas en calorías, ocasionando un déficit en vitaminas y minerales, la alteración del organismo, el aburrimiento alimentario que puede ocasionar un aumento en “picoteos” entre comidas; estas dietas hipocalóricas provocan que el organismo obtenga la energía a partir de las proteínas corporales, causando la pérdida de masa muscular y agua (en vez de eliminar grasa). Incluso dentro de estas dietas se utilizan fármacos diuréticos que favorecen la eliminación de líquidos por la orina.

Si bien algunas de estas dietas pueden hacer perder peso, esta pérdida es de masa muscular, fácilmente recuperable al retomar los hábitos alimenticios normales, además el ayuno activa mecanismos hormonales y nerviosos que crean resistencia a la pérdida de peso, provocando aumento del apetito y ahorro metabólico. Además, al recuperar el peso, el desarrollo de tejido graso es mayor.

Detectar las “dietas milagro” es fácil, ya que prometen resultados mágicos, rápidos, restringen el consumo de alimentos, aconsejan productos dietéticos con supuestas propiedades extraordinarias e incluyen relatos o datos “científicos” que contradicen a los estudios de salud reconocidos.

Estas dietas suelen salir prácticamente cada mes en las revistas de moda o se encuentran diariamente en Internet, siendo las dietas más conocidas la Dunkan, Atkins, la dieta de la Clínica Mayo, dieta zero carbs, dieta de la luna, de sopas de alcachofa o en las que únicamente fruta por algunos días.

Los objetivos de la pérdida de peso deben ser individuales, valorados por un experto en nutrición para no sufrir descompensaciones alimenticias, anemia ni desnutrición; la dieta es un instrumento terapéutico para combatir el sobrepeso y la obesidad, pero más que restringir alimentos, se recomienda una alimentación balanceada, ejercicio físico y descanso nocturno, las verdaderas claves de un peso saludable y una mejor salud.

1 Comentario

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: El sobrepeso y la obesidad, los principales enemigos de la sociedad actual, que no sólo atentan contra la estética, sino que traen The post Dietas “milagro” y sus efectos a la salud femenina appeared first on Revista de…

Deja tu comentario