Morena sin sol: Autobroncéate

Morena sin sol: Autobroncéate

morena sin sol autobronceate

Los primeros días de sol de primavera hace que la ropa se aligere, sea más eterna y cortita y es entonces cuando la piel empieza a quedar al descubierto. Es entonces cuando suenan dos conocidas alarmas: la de la operación bikini, al no vernos en forma, y la de la operación moreno, al observar nuestra tez pálida. Si bien ambas cosas son subjetivas, ya que los kilos que tenemos sean los que sean, ni la ‘blancura’ de nuestro cuerpo sin diferenciar tonos, no son a priori indicativos de belleza.  Lo que está más que ‘claro’ es que ninguna de estas dos cosas nos deben obsesionar. Si os recomendamos que deis un repaso a nuestros consejos de operación bikini, hoy nos adentramos en pasos para verte morena sin sol.

El bronceado queda muy bonito en general y, desde luego, a nuestros huesos y piel le sienta bien un baño de sol. No obstante, no siempre se puede tomar el sol y cuando se puede hay que extremar los cuidados bajo los rayos UVA y limitar las sesiones. La cuestión es que nos hace bien pero no debemos pasar horas y horas buscando ese tono sensual de las modelos de trajes de baño. De hecho, hagamos como ellas y usemos autobronceadores. Esta es la opción más saludable: escoged una buena crema y ponerla debajo de vuestro protector solar de 50

Entre las diferentes variedades de autobronceador podemos escoger entre la clásica crema que hay que extender con muchísimo cuidado para repartir uniformemente y que tarda unas horas en surtir efecto, toallitas monodosis que hacen más limpia la tarea citada, sprays o aún más sencillo acudid a un salón de estética y concertad una sesión de autobronceador. Todavía puede ser más sencillo: existen pastillas autobronceadoras con un complejo natural que estimulan la producción de melanina que surge cuando nos bronceamos bajo el sol.

Otra opción es que nos demos un baño de henna natural, para lo que deberemos acudir a un herbolario especializado que nos venderá el pigmento correcto para usar en nuestra bañera. el resultado dura un par de días.

Otro truco óptico para no parecer tan blancos es usar hidratantes corporales con un toque de color o con reflejos dorados. Podemos a su vez aplicar polvos de maquillaje para dar un ligero color a la piel.

En cualquiera de los casos para potenciar la belleza y el correcto matiz de piel siempre es esencial comer bien: para el bronceado y salud de la piel las frutas y verduras de color rojo, amarillo y anaranjados ricos en betacarotenos y cítricos con mucha vitamina C.

Imagen |imagerymajestic

 

Sin Comentarios

Deja tu comentario