Mascarillas de pepino: recetas fáciles para estar guapa

Mascarillas de pepino: recetas fáciles para estar guapa

mascarillas de pepino

El pepino es una verdura que aunque para muchos será indigesta es una gran aliado para nuestra belleza y salud. Todos hemos visto infinidad de veces esa típica escena de un tratamiento casero de relax y belleza en el que una persona lleva dos rodajas de este vegetal en los ojos. Esto tiene su razón de ser:  su jugo natural es antiinflamatorio y calmante y actúa sobre la zona de las bolsas de los ojos y ojeras. ¿Quieres saber como puedes sacarle partido al pepino para estar más guapa?

El pepino es un vegetal muy rico en agua(95%), con mucha vitamina E, además de cantidades notables de las del grupo B(B1, B2, B3) y C, minerales como hierro, sulfuro y silicio y aceites esenciales. La unión de la vitamina E y el silicio, una como protectora del organismo frente a radicales libres y todo tipo de agresiones externas, la primera, y fortalecedora de tejidos, el segundo, hace que este alimento sea un aliado de nuestra juventud. Esto y su cóctel global de ‘ingredientes’ no sólo se pueden notar en un efecto antiedad, sino en su cualidad regeneradora y reparadora (cicatrices, quemaduras, eccemas).

Tiene también propiedades antisépticas y antibacterianas (frente a eccemas, heridas, cortes), astringentes, hidratantes y reguladoras (lo que ayuda a combatir acné juvenil y adulto). Además, como ya hemos dicho desinflama y suaviza la piel.

Con esto no debe extrañar que usando pepino fresco podamos hacernos maravillosas mascarillas. Os dejamos un par de recetas sencillas para que aprovechéis este rico alimento

  • Mascarilla hidratante, reguladora y para disminuir tamaño de los poros.

Triturar un pepino entero, con piel y todo, si ésta no está picada, añadir una clara de huevo y una cucharada de leche en polvo. Volver a pasar por batidora o procesadora de alimentos hasta que tengamos una especie de pasta uniforme y aplicar sobre el rostro limpio 20-25 minutos.

  • Mascarilla ultranutritiva

Cortar un pepino pelado y un aguacate y pasar por batidora/picadora con una clara de huevo y2 cucharadas de yogur. La mezcla se guarda en la nevera en torno a una hora y después se aplica sobre cuello y rostro durante 30 minutos.

  • Mascarilla hidratante y reparadora 

Licuar medio pepino con una cucharada de miel y aceite de oliva. Reservar una hora en la nevera y después repartir sobre la cara y dejar actuar durante 25 minutos.

  • Mascarilla purificadora y exfoliante

Basta unir el poder limpiador e hidratante del pepino con el purificante de la arcilla para dejar nuestra piel limpia y renovada. Hay que cortar en rodajas un cuarto de pepino y dejarlo reposar en 2 dedos de agua unos 15-30 minutos. Tras esto añadir al agua de pepino una cucharada de arcilla, que se adquiere en un herbolario, y remueve hasta tener una masa densa. extiende una capa de un cm sobre el rostro y deja actuar 20 minutos.

La arcilla es muy recomendada en caso de acné o granos sebáceos rebeldes. El pepino al regular con su agua e hidratar con sus aceites esenciales vegetales, también ayuda a ello, pero además favorece la eliminación de sus correspondientes marcas.

 

Por supuesto, también podemos comerlo, lo que también proporcionará sus elementos a nuestro organismo y piel. Pero además es más que recomendable en dietas equilibradas o en las de adelgazamiento, ya que es saciante, tiene muy pocas calorías y mucha fibra.

 

Imagen| SOMMAI

Sin Comentarios

Deja tu comentario