Maquillaje que te quita años

Maquillaje que te quita años

maquillaje antiedad

Una de las reglas de un buen maquillaje es no se note y si puede ser que oculte imperfecciones y potencie la belleza de nuestro rostro. Otras de las grandes cosas que puede hacer una buena aplicación de estos productos es hacernos parecer más jóvenes o devolvernos la frescura que el cansancio, el estrés y la rutina le quitan a nuestro rostro. Hoy vamos a mencionar las claves para un maquillaje rejuvenecedor.

Muchas mujeres emplean el maquillaje para parecer más sofisticadas y, en algunos casos, sobre todo cuando somos jóvenes obtener un aspecto más ‘adulto’ o formal. Para parecer arreglada o elegante, no hay que ganar en años, pero lo que está claro es que si nuestros productos de belleza nos hacen parecer mayores, tampoco estamos más guapas.

  • La primera regla de un look más jovial es no pasarse nunca con las cantidades ni colores y esto ha de empezar siempre en la base. El color del fondo debe ser lo más parecido a nuestro tono de piel y aplicarse la cantidad justa. Para obtener el matiz correcto hay que probar una pizca en la frente y ver si resalta o se funde. Si desparece ‘visualmente’ es nuestro maquillaje, pero si se ve, no. Por otro lado, hay que elegir uno que además sea luminoso, con perlas de luz o añadiendo iluminador posteriormente.
  • La base debe ser nutriente e hidratante. Si elegimos una que sea mate, es más posible que con el paso de las horas se agriete o forme cumulo de polvo en torno a las arruguitas o líneas de expresión. Se puede buscar un fondo regulador de brillos o usar uno hidratante y complementar con polvos transparente iluminadores o matificadores en las zonas conflictivas.
  • En cuanto a la cantidad siempre hay que usar toques y no mucha solución de nuestra base. No importa si para fijar esta empleamos una prebase debajo y un matificador e iluminador encima en las zonas correctas, además del colorete o sombras para esculpir el rostro. Lo realmente importante es que cada una de estas fases sean velos y no realmente capas, para que cada paso se funda con el siguiente y el efecto no sea opaco. En el caso de que no tengas que disimular muchas imperfecciones, como rojes, granitos o marcas, lo mejor es que uses una BB cream o CC cream (con antiedad) en lugar de maquillaje. Otra opción es que para aplicar este producto optemos por el formato Cushion, que permite usar dosis justas de color y dan una sensación muy refrescante.

Recordemos que no pasa nada si el maquillaje no tapa todo lo que queremos porque después podemos usar el corrector. Insistimos si la piel respira y se atisba su aspecto natural por debajo de los citados velos mejor, que mejor.

  • A este paso primordial de la base hay que sumarle los siguientes de un look nude o cara lavada. Colores rosados y corales ayudan mucho. Nunca nos excedamos con la intensidad del color: guiémonos por el matiz de los labios, tanto para este blush como para para la boca. Apliquemos el colorete desde la parte alta del pomulo hacia el mentón y los labios tras aplicar un poquito de base o un preparador de labios, lo que permite que dure más el labial.
  • En el caso de la boca, los rosas más naturales son los más favorecedores y también brillantes, nacarados y aún más naturales si son traslucidos. Los pintalabios nunca deben ser más claros que la boca y debemos elegir además barras muy hidratantes.
  • Sin embargo la parte más compleja de maquillar es la de los ojos. Perfilar los ojos es una labor de delicadeza y precisión, con una línea muy fina y difuminala con cuidado, incluso el eyeliner, ya que las líneas muy marcadas nos hacen ganar años, mejor en tonos marrones. En caso de usar negro es mejor puntear por dentro del parpado con mucha suavidad. El movimiento de este trazo y el de las sombras debe ser ligeramente ascendente.
  • El rimmel siempre ayuda y podemos pintar bastante las pestañas: no hace falta aligerar la carga, pero si evitar los pegotes.
  • Las sombras han de ser suaves y mates. Si los labios pueden llevar algo de brillo, el glitter en los ojos está prohibido y los colores muy llamativos (tanto claros como oscurtos), ya que pueden remarcar, acentuar arrugas y envejecer, sobre todo en  la zona de las pestañas inferiores. De nuevo se pueden usar rosas y corales ligeros y tonos tierras. Se deben escoger tonos de una paleta similar al de la piel del parpado o un pelín más oscuro, nunca menos.

 

Imagen|Stockimages

Sin Comentarios

Deja tu comentario