Depilación Láser: láser diodo

Depilación Láser: láser diodo

láser diodo

La depilación láser es una de la maneras de acabar con el vello de manera definitiva al contrario que las que usan cera, cremas o cuchilla. Hoy os vamos a contar en qué consiste y qué beneficios tiene optar por la modalidad de láser de diodo.

La depilación por láser emplea una luz que destruye el folículo piloso a través de la melanina que lo conduce como calor, alcanzando los 60º, lo  que quema las células de la raíz del pelo  y las que determinan su nuevo crecimiento. Al ser una luz muy precisa y que circula a través de la melanina del vello no daña los tejidos de alrededor ni la piel. Este es el funcionamiento estándar para todos los láseres.

En el caso del de diodo, además, se trata del sistema más elegido.  De hecho es el más recomendado para las pieles claras pero con pelos más gruesos o negros, al contrario que el láser alejandrita. Se puede usar, con cuidado, en las pieles oscuras o bronceadas, pero siempre que el pelo sea negro. Esto se debe a la diferente longitud de onda de la luz, que es de 81o nanometros (frente a los 700 nm de la alejandrita) que permite también penetrar mejor en la piel . Se dice que puede ser dolorosa, pero en los centros homologado además de usar un gel conductor y anestésicos usan un sistema con frío  con pulsaciones breves de 100-400 milisegundos que eliminan este efecto. Así que en caso de producirse quemaduras, es que está claro que estamos en malas o inexpertas manos.

Dentro de este tipo hay dos sistemas a elegir : diodo soprano con bajas potencias y aunque es continuo, es menos dañino o doloroso (aunque repetimos que no debe serlo), y  el  diodo lightsheer que es menos agresivo porque los pulsos son progresivos, pero también más caro, porque supone una pieza adicional de plástico que se acopla al equipo normal. Este último es el más apto para los bronceados

Sirve para tratar zonas amplias, pero también se puede emplear para zonas delicadas como en áreas del rostro.  Es el preferido para la depilación masculina,Se suelen requerir de 4 a 10 sesiones para que los resultados sean permanentes (cuanto más fino sea el pelo expuesto más sesiones se necesitaran) y en cada sesión se puede eliminar hasta el 30% del vello.

Imagen | marin

2 Comentarios

Deja tu comentario